Imagen corporativa

Para las empresas, marcas o negocios, una de las cosas más importantes es el cómo los perciben las personas, sus clientes y consumidores, o si siquiera los perciben en primer lugar. Es por esta razón que las corporaciones invierte

n tanto en su imagen y por eso mismo, a continuación brindaremos toda la información que se requiere saber acerca de la imagen corporativa y de cómo mejorarla.

¿Qué es la imagen corporativa?

En pocas palabras, la imagen corporativa se refiere a como el público ve a la compañía. Esta abarca todos los puntos que necesarios para armar su reputación, siendo la manera en como sus clientes perciben las actividades, productos y servicios que ofrece dicha compañía.

Por definición, este es un factor externo que es creado dentro de la mente del público y es muy difícil de controlar por las empresas o marcas ya que este es construido por un gran número de factores que incluyen tanto al público consumidor como al no consumidor de la compañía.

Importancia de la imagen corporativa

La imagen corporativa es lo más importante para las empresas ya que su éxito se ve ligado a como el público las percibe, pues si las personas de todos los sectores se ven con desinterés hacia lo que la compañía puede ofrecer, si poseen una imagen negativa sobre sus prácticas o productos o si se ven opacadas por otras compañías con mejor imagen corporativa, esto puede significar la ruina para dicha marca o empresa.

Las compañías siempre deben aspirar a llamar la atención y cautivar las mentes del público en general para poder crear una imagen corporativa positiva con el objetivo de crecer. Si una compañía recibe atención, esta recibirá más publicidad, haciendo que el valor de sus acciones aumenten y puedan expandir sus operaciones nacional o hasta internacionalmente.

Medios para conseguir una buena imagen corporativa

Existen una serie de prácticas y medidas que se pueden tomar para lograr que la percepción de nuestra empresa, negocio o marca mejore a los ojos del público, en especial modificando la imagen de merchandising.

Nombre

Muchas veces el nombre brinda la primera impresión que recibe una empresa, es por esto que debemos tratar de que el nombre sea fácil de recordar, que posea fluidez al pronunciarlo, tratar de que no sea muy largo y por sobre todo que sea original, aunque no es muy necesario que este tenga que expresar directamente los objetivos de la compañía.

Logotipo

Si bien el nombre puede ser lo primero que escuchemos, el logotipo es lo primero que observamos. Es por esto que debe ser completamente legible, llamativo y debemos buscar que comunique la esencia de la compañía, pues es lo que mayormente atrae a nuevos clientes. Con esto en mente, lo mejor es ir por la sencillez, ya que un logotipo sobrecargado puede agobiar o confundir a quien lo observa.

Eslogan

Si hay una faceta de la compañía que las personas recordarán es el eslogan. Debemos imaginarlo como un logotipo escrito, por lo que siempre debemos intentar que este no solo comunique la filosofía de la compañía, sino que también sea llamativo y pegajoso para que todos quienes lo escuchen lo retengan en sus mentes y les cause curiosidad por lo que la compañía tiene para ofrecer.

Tipografía y colores

Algo sumamente importante para representar la personalidad de nuestra compañía es la tipografía y los colores que utilizamos en nuestro material. Tanto en nuestro nombre como en nuestro eslogan y en nuestro logotipo, todo debe tener un estilo gráfico consistente y representativo de los objetivos y filosofías que tiene la compañía.

Papelería corporativa

El merchandising corporativo físico es algo necesario para expandir el conocimiento del público de nuestra compañía. Esto incluye materiales como folletos, catálogos, tarjetas de presentación y hasta plumas grabadas con el nombre o el logo de la compañía, todas siguiendo el mismo estilo gráfico que ya hemos dictado, con el objetivo de que el público pueda relacionar fácilmente la papelería corporativa con la compañía.

Sitio Web

Hoy en día vivimos en una sociedad tecnológica, en la que la mayoría de las comunicaciones suceden a través del internet. Es por eso que si queremos expandir nuestro merchandising para poder llegar a un público más extenso es necesario poseer una página web. El sitio debe tener el mismo estilo gráfico que el resto del material y debe incluir información sobre la compañía, sus productos y los ideales que representa.

Atmósfera

Para la percepción de la compañía es importante ofrecer más que productos, es necesario vender una idea y un ideal de lo que es la compañía. A esto podemos llamarlo imagen de merchandising e incluye no solo imágenes, sino música, olores y pensamientos. Todo debe contribuir a moldear la mente del público para crear una relación agradable que los atraiga y los intrigue.

Reputación

Por último, es muy importante el poseer una reputación respetable que mantenga la imagen de la compañía en alto. En esto influye todo lo que brinda la compañía. Un ejemplo siendo la papelería corporativa, pues si se entregan tarjetas que sean frágiles y se dañen o pierdan la imagen dentro de poco tiempo, eso dejará una impresión en el cliente.

Por esta razón siempre se debe apuntar a brindar lo mejor, ya sea en el trato que se les da a los empleados, en la atención al cliente, por no mencionar la calidad de los servicios o productos que ofrezca la compañía.

Objetivos de la imagen corporativa

Una buena imagen corporativa tiene varios objetivos que buscar para hacer que la imagen de nuestra compañía sea la mejor posible.

Identificación de los productos o servicios

Si el estilo gráfico de la compañía es consistente y ayuda a definir los ideales de los productos o servicios que ofrece, entonces esa imagen estará marcada en la mente de las personas, haciéndolos capaces de reconocer la marca con tan solo ver los productos.

Valor percibido

Una buena reputación no solo conlleva a una buena imagen en la mente del público, sino que puede lograr que el valor de los productos aumente, ya que las personas consideran que, si algún producto o servicio posee una buena calidad y ofrece confiabilidad, entonces un precio más elevado está justificado.

Vínculo con el cliente

Si el trato con los clientes se lleva a nivel personal y con una buena actitud y atención, eso puede hacer que estos se sientan a gusto con la compañía, creando así una relación emocional y por consecuencia una lealtad con el nombre, lo que a su vez puede hacer que se eleve el valor percibido de los productos o servicios ofrecidos.

Valor en la bolsa

Si se crea una imagen positiva con los clientes que genera lealtad por el nombre, que a su vez logra atraer mayor cantidad de clientes, eso puede hacer que la compañía resalte más ante los ojos del mercado de bolsa, haciendo que aumente el valor de las acciones de la compañía y trayendo el crecimiento de la misma.

La principal preocupación de las empresas, negocios y marcas debe ser el mejorar y mantener la imagen corporativa de la misma. Por eso hemos traído este pequeño artículo informativo, para ilustrar y exponer todos los puntos necesarios para mejorar la imagen corporativa de la compañía.

Imagen corporativa